SEGURIDAD SOCIAL

La seguridad social es un derecho de las trabajadoras y otorgarla es una obligación del Estado y de la persona empleadora. 

El Estado Mexicano aún no ofrece las condiciones adecuadas para poder dar seguro social obligatorio a trabajadoras del hogar. Hasta el día de hoy sólo se puede inscribir a la trabajadora bajo el régimen de “seguro voluntario” y éste no cubre todas las enfermedades ni da guarderías y otras prestaciones a las trabajadoras.

Pero, las personas empleadoras tenemos la obligación de apoyar económicamente a la trabajadora en caso de enfermedad o accidente, en tanto se realicen las modificaciones necesarias para que el IMSS garantice este derecho.

Al inscribir a la trabajadora o trabajador al Seguro Social, ella o él tienen la oportunidad de tener asistencia médico familiar, quirúrgica, farmacéutica y hospitalaria, así como a las pensiones de Invalidez y/o de Viudez, retiro en Cesantía en Edad Avanzada (60 años) o por Vejez (65 años de edad), Orfandad y Ascendencia.

Para inscribir a la trabajadora del hogar en el IMSS bajo el régimen de “seguro voluntario” hay que entrar a la página del IMSS, al apartado de Incorporación voluntaria de trabajadores domésticos al seguro social. Ahí se describen los pasos a seguir para incorporar a la trabajadora.

Registrar en el IMSS